LA LEGALIDAD DE LAS NORMAS QUE PROHIBEN LAS RELACIONES SENTIMENTALES DENTRO DE LA EMPRESA

 La Dirección del Trabajo (Ord. Nro. 5.710 de 2018) se pronunció sobre la incorporación en el Reglamento Interno de normas que prohíben las relaciones sentimentales dentro de dependencias de la empresa. En PARRAGUEZ&MARIN le explicamos este pronunciamiento de la autoridad laboral:

  • En este dictamen, la Dirección del Trabajo responde a una consulta realizada por una empresa, la cual pretendía incorporar una prohibición para que sus trabajadores mantuvieran relaciones sentimentales o emocionales dentro de sus dependencias, si estas relaciones provocaran conflictos de interés, crearan un clima laboral adverso o perjudicaran el desempeño laboral de los trabajadores o de sus compañeros.

En la prohibición también se establecía la posibilidad de aplicar medidas disciplinarias que podrían llegar hasta el término de la relación laboral.

  • En su respuesta, la autoridad laboral comenzó recordando que las facultades que el ordenamiento jurídico le reconoce a todo empleador, tienen como límite el respeto a los derechos fundamentales de los trabajadores.

Esta limitación también está presente en la facultad que tiene el empleador para establecer en el Reglamento Interno las obligaciones y prohibiciones a los trabajadores y, en general, a las medidas de control a que están sujetos.

  • Sobre el tema en particular, estableció que la prohibición que se pretendía incorporar al Reglamento Interno de la empresa, sería vulneratorio a los derechos fundamentales de los trabajadores.

Indicó que no superaría los requisitos del juicio de proporcionalidad, pues su establecimiento podría provocar una colisión con el ejercicio de los derechos constitucionales de los trabajadores a quienes se dirige, especialmente con los derechos a la intimidad y a la libertad de trabajo, pues la autoridad laboral no pudo divisar cómo aquella limitación conseguiría el objetivo inicialmente propuesto por la empresa.

Además estableció que, incluso en caso de hacerlo, podrían existir otras formas más moderadas para conseguir dicho propósito con la eficacia que es requerida por la empresa.

Asimismo mencionó que, de su eventual aplicación, tampoco era posible inferir posibles beneficios o ventajas para el interés general.

Si quiere más información o tiene dudas sobre este u otros temas,
usted puede dirigirse a PARRAGUEZ&MARIN al correo rmarin@parraguezymarin.cl