LA CORTE DE APELACIONES IMPARTIÓ INSTRUCCIÓN A NOTARIOS SOBRE EL PROCESO DE FIRMA DE FINIQUITOS

 Recientemente, la Corte de Apelaciones de Santiago (Oficio Nº285-2019) impartió instrucción a los Notarios sobre el proceso de firma y pago de finiquitos, específicamente relacionado con la reserva de derechos. En PARRAGUEZ&MARIN, explicamos los principales aspectos a tener en cuenta:

  • Según el artículo 177 del Código del Trabajo, el finiquito debe constar por escrito y ser firmado por el interesado y por el presidente del sindicato o el delegado sindical, o bien ratificado por el trabajador ante ministro de fe, como un Inspector del Trabajo o Notario Público.
  • Mediante este oficio, la Corte de Apelaciones impartió instrucción a los Notarios para que permitan que los trabajadores formulen reservas de derechos en los finiquitos, sin condicionar la entrega de los dineros a la falta de reserva.

Asimismo, precisó que no es obstáculo para lo anterior, la circunstancia de que el documento haya sido previamente suscrito por el empleador.

  • Respecto a la reserva de derechos, cabe recordar lo que la misma Corte de Apelaciones ha indicado en sus sentencias, especialmente en la causa ROL Nº1.771-2017.

En efecto, anteriormente ha precisado que, si bien se debe aceptar que los trabajadores pueden efectuar reserva de derechos y acciones en los finiquitos, estas reservas deben efectuarse respecto de acciones, derechos o pretensiones concretas o materias específicas, cualquiera sea su redacción, con tal que exista claridad de los conceptos o rubros de los que se hace reserva.

En esta conclusión, tuvo en cuenta el objeto del finiquito, que es liberar a las partes del contrato de trabajo de nuevos conflictos sobre esas materias, sin perjuicio de cuestiones puntuales o particulares que pueden no haber quedado dirimidas.

  • En cuanto al acuerdo que requeriría una reserva de derechos, también es importante lo que ha señalado la Dirección del Trabajo (Ord. Nro. 3.115 de 2018).

Esta autoridad laboral ha indicado que, para efectuar una reserva de derechos en un finiquito, se requiere el acuerdo de las partes ya que, a través de ella, el trabajador está excluyendo una o más materias específicas de ese poder liberatorio que caracteriza al finiquito, sin que esto implique renunciar a los demás conceptos del documento sobre los que no existe diferencia.

En consecuencia, para el organismo fiscalizador, la reserva de derechos formulada en un finiquito, supone la concurrencia de acuerdo de las partes sobre el tema en específico.

  • Sobre este tema, se recomienda no condicionar la entrega de los dineros a la falta de reservas de derechos que pueda formular el trabajador en su finiquito.

Lo anterior, sin perjuicio de que también se recomienda coordinar directamente la firma del finiquito en la Notaría, con tal de evitar confusiones o malos entendidos.

 

Si quiere más información o tiene dudas sobre este u otros temas,
usted puede dirigirse a PARRAGUEZ&MARIN al correo rmarin@parraguezymarin.cl